Calderas de condensación y suelo radiante | La combinación ideal

Calderas-de-condensacion-suelo

A pesar de que las calderas de condensación son una de las principales tendencias del mercado de la climatización, aún existe mucho desconocimiento en torno a ellas. Y como suele ocurrir con todo lo que no se conoce, alrededor suya están surgiendo ciertos mitos. Algunos de ellos son que las calderas de condensación sólo ahorran cuando trabajan a baja temperatura, que necesitan radiadores más grandes de lo normal o que sólo valen para suelo radiante. Las tres afirmaciones son falsas, ya que las calderas de condensación pueden adaptarse a cualquier sistema de calefacción y siempre rendirán por encima de las calderas convencionales, aunque las condiciones de uso no sean las ideales para sacar el máximo rendimiento a esta tecnología. Lo que sí es cierto es que el suelo radiante es una opción más que interesante para combinar con este tipo de calderas.

Con calderas de condensación, mejor suelo radiante

Existen importantes diferencias entre los radiadores de toda la vida y la calefacción por suelo radiante. La que más nos interesa para lo que hoy te estamos contando es que con el suelo radiante las calderas trabajan a baja temperatura, lo que hace que la instalación condense con más facilidad y aproveche mucho más la energía liberada en este proceso. Así, las calderas de condensación funcionando a este nivel de forma constante, lograrán ahorros en torno al 30% del consumo (dependiendo de la marca, las características del producto, etc.). Además, tendrás otras ventajas como una temperatura más constante en todos los lugares de tu vivienda. Es cierto que el suelo radiante implica una obra de cierta importancia, pero sus beneficios en cuanto a comodidad y ahorro son palpables desde el primer día. Si quieres saber más de cualquier modelo de calderas de condensación o del suelo radiante, ponte en contacto con HR Instalaciones.

Deja un comentario