Calderas de gas o calderas de gasóleo | ¿Cuál es la mejor opción?

Calderas de gas Calderas de gasoleo

No existe una sola respuesta para resolver la pregunta del titular. Las diferentes características de las calderas de gas y las calderas de gasóleo hace que una u otra opción sea más recomendable dependiendo del caso individual a tratar. Vamos a empezar por las calderas de gas, analizando los pros y los contras con respecto a sus ‘hermanas’. Vamos a empezar con las ventajas. Las calderas de gas son mucho más eficientes, especialmente si escogemos la opción de calderas de condensación (también disponible para gasóleo), son mas ecológicas, casi siempre más pequeñas y apenas provocan olores. En cuanto a niveles de seguridad, ambas instalaciones ofrecen pequeños ‘peligros’ que no son tales si se realizan las revisiones pertinentes (siempre hechas por profesionales como los instaladores de HR). Solemos recomendar este tipo de sistemas si se dispone de la posibilidad de recibir gas natural simplemente por una cuestión de eficiencia y de ahorro, aunque lo cierto es que el suministro de gas es más caro que el de gasóleo. Cada  unidad energética es más cara con este sistema, que las aprovecha más.

Calderas de gasóleo, otra opción

En cuanto a las calderas de gasóleo, se han convertido en una opción interesante ya que el precio de este combustible no ha experimentado la espectacular subida del gas en los últimos tiempos. A su favor juega este hecho, su capacidad para asumir demandas muy grandes y el hecho de que la vida útil de estas instalaciones sea muy larga. En su contra, que suelen ser más voluminosas, más contaminantes y desprenden peores olores que las calderas de gas. En todo caso, también son una opción a valorar, especialmente en aquellos lugares donde no hay gas canalizado. En todo caso, en Instalaciones HR disponemos de los mejores precios para cualquier tipo de caldera, ya sea de gas o de gasoil.

Deja un comentario