Calentador a gas o termo eléctrico | ¿Cuál es la opción más barata?

Calentador-de-gas

Parece una de las dudas eternas de nuestros clientes. Hay muchos casos de viviendas que, por la climatología o porque tienen estufa, o porque disponen de alguna manera de alimentar su calefacción, sólo necesitan calentar el agua sanitaria. Y entonces llega la gran pregunta: ¿Es más económico instalar un calentador a gas o un termo eléctrico? Hoy vamos a resolver esta duda. Y la respuesta más rápida es señalar al calentador de gas como el ganador en cuanto al consumo y al gasto, aunque todo depende de diferentes factores. Por ejemplo, si lo que necesitamos es un aparato para calentar agua sanitaria sólo en una época determinada del año (como ocurre con muchos apartamientos en el litoral), será más interesante para nuestro bolsillo instalar un termo eléctrico, ya que no hay que pagar dos facturas de suministro cuando no se usan durante muchos meses.

Las ventajas de cada aparato

Vamos a repasar el resto de diferencias entre el calentador de gas y el termo eléctrico para que puedas tener más claro qué te conviene. En cuanto el calentador de gas, es más eficiente, consigue menos energía. Además, la demanda de agua caliente es ilimitada, aunque si no se trata de un modelo instantáneo, tarda algunos segundos en calentar el agua, y se desperdicia cierto caudal. Además, las instalaciones de gas necesitan ciertas revisiones, algo que no ocurre con los termos eléctricos. Pasamos ahora al termo eléctrico. Si principal ventaja estriba en que no necesita una instalación de gas, y en que calientan el agua de forma inmediata y a una temperatura siempre constante. El problema llega cuando se usa de forma intensiva (por ejemplo, con muchas duchas consecutivas) y a la hora de pagar las facturas. Con HR Instalaciones tendrás a los profesionales más expertos para aconsejarte sobre qué producto es el mejor para tu vivienda.

Deja un comentario