El tiempo de amortización de las calderas de condensación

Calderas-de-condensacion

¿Realmente merece la pena la compra de una caldera de condensación? ¿Cuánto vamos a poder ahorrarnos? ¿Compensa pagar más por ella por lo que te ahorras? Estas y otras preguntas son habituales entre nuestros clientes. Las calderas de condensación aún son desconocidas para mucha gente, a pesar de que sus ventajas en cuanto a eficiencia están más que probadas desde hace bastantes años. Hoy queremos hablarte de cuestiones estrictamente económicas, de lo que te vas a ahorrar y de si merece la pena. La respuesta más rápida y simple es que sí. El ahorro que vas a notar gracias a este tipo de instalaciones se percibe en la primera factura, pudiendo llegar en las mejores condiciones a ser en torno al 20%. Considerando que el precio de las calderas de condensación, con respecto a las tradicionales es superior, interesa saber si amortizaremos esa diferencia con el ahorro que proporcionan. Y así será. El periodo de amortización, según diferentes estudios y con los precios de Gas Natural que ahora se manejan se sitúa entre dos y cuatro años. Muy poco para instalaciones que deberían durar al menos una década. Y hay que tener en cuenta que el gas no deja de subir, y que ese ratio será menor si continúa la escalada de precios. Así que se tardará incluso menos tiempo en lograr la amortización. La eficiencia de las calderas de condensación está fuera de toda duda, ya que algunas alcanzan rendimientos del 110%. Sobre todo hay que destacar las de las mejores marcas, que han invertido mucho en desarrollar esta tecnología para ir aumentando su índice de rendimientos. Tampoco hay que olvidar el impacto positivo que tiene cualquier ahorro de energía y de emisiones nocivas en el medio ambiente. Si quieres conocer todo sobre las calderas de condensación, además de obtener los mejores precios, visita la web de HR.

Deja un comentario